Todas reinas

Cuando el flaco silbó supe al tiro que habían líos. Fue el silbido largo, ese guardado para los problemas grandes. O eran los pacos o eran los tiras.

Pero fue peor. Era mi vieja.

Fue la primera vez que me pilló. Llegó por detrás. Estábamos cerca de la cancha grande. El viejo era grande y feo. Ya lo tenía listo, con la mano en el marrueco, y él, dale con bajarme los calzones.

Yo, casi alcancé a arrancar, pero el viejo quedó ahí mismo, con la cabeza rota, y la sangre oscura que se secó hasta que llegaron a buscarlo en la mañana.

Le prometí a mi mamá que nunca más, le dije que el viejo era un asqueroso, que me mataba si no le hacía caso, le prometí que no faltaría más a clases, también le dije que era virgen, pero eso sí que era verdad. La pura verdad.

Igual me pegó. Me tiró como veinte cachetadas. Y no lloré. Terminó llorando ella. Mírame, decía, mírame cabra huevona, no quiero que te pase lo mismo que a mí. Y ahí se quedó, llorando.

Después me arranqué, fuimos con el flaco a ver al viejo. Habían unos perros oliéndole la cabeza. Le sacamos los billetes del bolsillo y nos compramos una caja de vino, aunque yo quería dulces. No le conté nada de las cachetadas y dejé que me lo hiciera para pasar la pena. Ahí sí que lloré, porque me dolíó más que todas las cachetadas juntas. El flaco se reía porque yo no tenía pelos y mis tetitas eran chicas. Se curó y se quedó dormido ahí mismo.

Después me fui para mi casa. Mi mamá roncaba. Le saqué la botella de abajo de la cama, probé un trago y le boté el resto.

Después salí.
Pero me fui, al centro, a vender flores.

 

|

Comentarios

Aquí es donde más me gusta leerte. Un beso.
Responder
Roberto ¿No mas minihistorias? ¿o te preparas para el Stgo. en 100 palabras?
Responder
es la primera vez k entro a tu blog, super interesante... me debore todas las historias en un instante y cada vez me obsecionaba mas k kon seguia en cada una... espero con ansias la proxima mini historia.. me gustaria poder escribir tan lindo y tan expresivamante kmo tu ... grax tus historias tiene ese no se k k te hace reflexionar .. ciaoo
Responder
Sigue sin haber nada nuevo por aquí... Una pena.
Un beso.
Responder
Roberto, me he convertido en blogger hace poco y tengo una historia que considero puedes publicar aca, para que haya algo nuevo, y de esta forma, mas gente me visite....... leela tu primero en mi blog (aramisati.blogspot.com), y si la consideras buena la pones plis....
Tienes muchas mas visitas que yo, y me gustaria que mas gente me lea..... Saludos.
Responder
Tanta cadena de miserias. Sólo te he leido este post y es ..terrible por su cotidianeidad. Y muy bien escrito.
Y con toda la campaña del condón ¿crees que se saca algo además de seguir abaratando la desgracia y la dignidad de los que se la creen?
Responder
felicitaciones
excelente tus letras
historias tan penetrantes
hacen remover nuestro suelo
Responder
felicitasciones ers muy bueno escribiendo tienes unas letras fenomenales
Responder
Mmm... MMM....
Que triste la historia, ¿qué tanto será ficción?

Saludos.
Responder
Cruda y triste realidad, me imagino..nuevo periodismo?...interesante
Responder
Quiero leer un poco más de esos relatos lindos que sabes escribir.
Responder
Grrrrrrrrr me equivoqué y te dejé un comentario en el otro, en "Después".
Igual vale!!!!
Responder
mmm...
y Lavanderos, el muy perro anda suelto¡¡
Responder
Sé que los artículos informativos de tu blog principal acaparan la atención de cientos de lectores. El hermano mayor de tus blogs. Pero aquí estoy pidiéndote un postscito farandulero e inventado para deleitarnos a los visitantes del hermano pequeño que tan bien sabes cuidar...
Responder
Recuerdo Novela de Navidad, de Lafourcade, también la película Kids, y 11 y 6, de Fito.

Gracias, Roberto, tu mirada llega al fondo de la escena y tu relato llega a la fibra.

GP
Responder
buenas letras.
te invito a mí
g.
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar